Más allá de la abogacía tradicional

Más allá de la abogacía tradicional

De izquierda a derecha: Bárbara Román Méndez, Sergio Cañellas Arcega, Jorge Morell Ramos, Marelisa Blanco Pérez y Alfonso de Oleza Llompart (ponentes del acto “Más allá de la abogacía tradicional”)

El pasado día 18 de febrero, tuve el placer de asistir al primer evento oficial que organizaba A definitivas, colaborador oficial del Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA). El acto, que llevaba por título “Más allá de la abogacía tradicional“,  se celebró en la sala de eventos del coworking nidus 39 en Palma de Mallorca. 

Los ponentes del acto fueron Bárbara Róman Méndez, Marelisa Blanco Perez, Jorge Morell Ramos, Sergio Cañellas Arcega y Alfonso de Oleza Llompart. Cinco perfiles totalmente distintos que intercambiaron opiniones a partir de las preguntas formuladas por Ana Marbán Fernández. El evento fue un éxito, tanto por la calidad de las intervenciones de los ponentes como por el número de personas que asistieron.

Tras muchas conferencias y actos, puedo decir que la del pasado lunes fue especial para mí. No solo porque me hicistéis reír con algún comentario ingenioso, sino también por la sinceridad de vuestras palabras. Por decir las cosas tal como las pensáis, con naturalidad, sin temor a que os juzguen. 

A definitivas e ISMA refuerzan sus colaboraciones

De izquierda a derecha: Nico Vidal Cubí, Verónica Pedrón Pardo, Felipe Herrera Herrera, Lluc Pol Bonnín, Manel Atserias Luque, Ana Marbán Fernández, Alberto Fernández Bonet y Jun Wei Du.

La visita a Palma de Mallorca también sirvió para explorar futuras colaboraciones entre ISMA y A definitivas en relación con la salud mental y bienestar de la abogacía. 

Finalmente, quiero daros las gracias por haberme dado la oportunidad de hablar un poco sobre lo que hacemos desde el ISMA y compartir las preocupaciones que me trasladan muchos/as abogados/as en el día a día. Me hubiera gustado pasar más tiempo con vosotros, pero el avión no esperaba.

Asimismo, os agradezco de corazón vuestra atención y amabilidad durante mi estancia en Palma.

Incremento del acoso e intimidación en la abogacía británica

Incremento del acoso e intimidación en la abogacía británica

LawCare, organización sin ánimo de lucro que promueve y apoya la buena salud mental y el bienestar en toda la comunidad legal de Reino Unido e Irlanda, recibió el mayor número de llamadas de su ‘teléfono de asistencia’ en 2018, con un total de 932 de 624 profesionales del Derecho (un incremento del 5% respecto a 2017).

Las razones por las cuales llaman estos profesionales jurídicos son varias: estrés (26%), depresión (19%), ansiedad (11%), procedimientos disciplinarios (8%), desarrollo profesional (9%), enfermedades crónicas, alcohol, drogas y cuestiones relacionales.

Sin embargo, hay datos que llaman mucho la atención:

  1. Las llamadas por acoso e intimidación en el lugar de trabajo, cuyo porcentaje casi dobla el del año pasado (de 38 llamadas en 2017 a 68 en 2018).
  2. El 64% de las personas que llaman son mujeres.
  3. El 48% de las personas que llaman son aprendices o no llevan más de 5 años ejerciendo.

Elizabeth Rimmer, CEO de LawCare y miembro del Consejo Asesor del Instituto de Salud Mental de la Abogacía, ha sido muy clara al respecto:

“El año 2018 ha sido el más ocupado hasta la fecha en la línea de ayuda desde que empezamos hace más de veinte años. Aunque nos complace que más abogados nos pidan apoyo, seguimos cada vez más preocupados por las largas jornadas laborales y la pesada cultura de carga de trabajo de la abogacía, que afecta de forma significativa al bienestar. Estamos especialmente preocupados por el número de personas que citan el acoso y la intimidación en el lugar de trabajo, es absolutamente esencial que las organizaciones de práctica jurídica tomen medidas para acabar con esto y se tomen en serio el bienestar y el trato del personal”.

Encuesta de Resiliencia y Bienestar

Encuesta de Resiliencia y Bienestar

Ayer, la Junior Lawyers Division of the Law Society of England and Wales (la abogacía joven británica), colaboradora oficial del Instituto de Salud Mental de la Abogacía, lanzó la tercera edición de su Encuesta sobre Resiliencia y Bienestar. Kayleigh Leonie, autora de la Encuesta y miembro del Consejo Asesor del ISMA, ya ha manifestado su preocupación tras los resultados de las dos primeras ediciones: 

2017: “Estas estadísticas son extremadamente preocupantes para la JLD y, como resultado, su comité ejecutivo se centrará en la elaboración de directrices para los empleadores a fin de ayudarles a hacer frente al estrés y a los problemas de salud mental en el lugar de trabajo”.

2018: “La abogacía aún tiene un largo camino por recorrer para reducir el estigma relacionado con la mala salud mental. La JLD espera que el trabajo que está realizando ayude a reducir el estigma y anime a las organizaciones a fomentar una buena salud mental. En febrero de 2018, la JLD publicó unas guías para los empleadores que animan a las organizaciones a adoptar un enfoque más proactivo e inclusivo de la salud mental. La orientación se divide en tres pilares básicos: (1) educación/formación, (2) apoyo y (3) cultura”.

Resultados de 2017

Esta Encuesta se centra en el estrés y la salud mental en el lugar de trabajo. En su primera edición (2017), respondieron 214 miembros de la JLD (esta organización tiene más de 70.000), por lo que las conclusiones son indicativas, más que representativas. Sin embargo, estos datos ya han suscitado una respuesta inmediata por parte de la abogacía joven institucional.

Los resultados diferenciaban dos fenómenos:  

A) Estrés en el lugar de trabajo

A los efectos de la Encuesta, el estrés se definió como “estar bajo demasiada presión emocional o mental”.

  • Más del 93% de los encuestados habían sufrido estrés en el mes anterior a completar la encuesta, y el 26% de ellos estaban muy estresados o muy estresados.
  • La encuesta mostró que los factores clave de estrés para los abogados junior son la alta carga de trabajo, la falta de apoyo, las demandas/expectativas de los clientes y la gestión ineficaz.
  • El 73% de los encuestados dijo que su empresa podía hacer más para apoyar el estrés en el trabajo.
  • Con el fin de ayudar a los abogados a lidiar con el estrés en el trabajo, los encuestados proponen (i) formación (tanto para la dirección como para los abogados junior), (ii) una mayor visibilidad de las políticas internas, (iii) apoyo/asistencia psicológica, (iv) mayores niveles de supervisión y (v) una mejor gestión.

B) Salud Mental en el lugar de trabajo

  • Más del 25% de los encuestados dijeron que habían sufrido un problema de salud mental en el mes anterior a la finalización de la encuesta y menos del 24% de esas personas habían informado a su empleador al respecto.

Curiosamente, ninguno de los hombres encuestados que habían sufrido de un problema de salud mental le dijo a su empleador. Esto sugiere que existe una barrera clara que impide que las personas con un problema de salud mental se manifiesten. Esto puede estar relacionado con la percepción del estigma asociado a los problemas de salud mental en el lugar de trabajo.

  • Más del 74% de las personas con problemas de salud mental dijeron que habían considerado la posibilidad de ausentarse del trabajo, pero no lo hicieron, y más del 67% afirmó que ello les causaba problemas en su vida familiar y en sus relaciones.
  • Más del 73% de los encuestados afirmaron que su empleador no proporcionaba ninguna ayuda, orientación o apoyo a los empleados en relación con la salud mental en el lugar de trabajo o que no sabían si sus empleadores la ofrecían.
  • Más del 50 por ciento consideraba que su organización podía hacer más para proporcionar ayuda, orientación y apoyo en relación con la salud mental en el lugar de trabajo.

Resultados 2018

La segunda edición de la Encuesta, que estuvo activa durante los meses de enero y febrero de 2018, fue respondida por 959 miembros de la JLD (esta organización tiene más de 70.000). Aunque, en esta edición, las conclusiones siguen siendo indicativas (más que representativas), cabe destacar el incremento de participación que ha habido respecto a la primera edición.

A) Estrés en el lugar de trabajo

  • Más del 82 por ciento de los encuestados informaron que se sentían estresados de forma regular u ocasional en el mes anterior a la realización de la encuesta, y que el 26 por ciento de los encuestados estaban muy estresados.
  • los factores clave de estrés para los abogados junior son la alta carga de trabajo, las demandas/expectativas de los clientes, la falta de apoyo y la gestión ineficaz
  • El 83% de los encuestados dijo que su despacho podía hacer más para apoyar el estrés en el trabajo.

B) Salud Mental en el lugar de trabajo

  • Más del 38% de los encuestados dijeron que habían sufrido un problema de salud mental en el mes anterior a la finalización de la encuesta y menos del 18% de esas personas habían informado a su empleador al respecto.
  • Más del 55% de las personas que padecen un problema de salud mental dijeron que habían considerado la posibilidad de ausentarse del trabajo, pero no lo hicieron, y más del 64% afirmó que ello les causaba problemas en su vida familiar y en sus relaciones.
  • Más del 80 por ciento consideraba que su organización podía hacer más para proporcionar ayuda, orientación y apoyo en relación con la salud mental en el lugar de trabajo.
Primera reunión del Comité de Bienestar

Primera reunión del Comité de Bienestar

Podemos llamarlo “Movimiento de Bienestar de la Abogacía“, el MBA de “salud emocional” del sector legal. Esta corriente humanizadora de las profesiones jurídicas, que debería extenderse en otros ámbitos profesionales durante los próximos años, ya existe en los países anglosajones. Por este motivo, el Instituto de Salud Mental de la Abogacía tiene alianzas internacionales de primer nivel, tanto a nivel de la abogacía institucional (Junior Lawyers Division of the Law Society of England and Wales) como de profesionales de Reino Unido y Estados Unidos (Consejo Asesor).

Primera reunión del Comité de Bienestar

Hoy es un día importante. Y es que esta tarde, en Barcelona, se celebrará la primera reunión del Comité de Bienestar del ISMA. Esta primera toma de contacto servirá para fijar la hoja de ruta de los próximos meses.

El Comité de Bienestar del ISMA tiene, entre otros, los siguientes objetivos:

  • Proponer recomendaciones genéricas a los despachos, colegios de la abogacía y facultades de Derecho que contribuyan al bienestar de las y los abogados y estudiantes de Derecho, respectivamente.
  • Asistir a los despachos, colegios de la abogacía y facultades de Derecho en la implementación de las recomendaciones genéricas contenidas en el Plan de Acción de Bienestar (PAB).
  • Establecer los ítems que servirán para crear el Índice de Bienestar de la Abogacía Española (IBAE) y fijar el sistema de puntuación.
  • Evaluar el grado de cumplimiento del Plan de Acción de Bienestar de aquellos despachos, colegios de abogacía y facultades de Derecho que lo hayan solicitado expresamente y reconocer los estándares óptimos de bienestar de aquellas organizaciones.

El trabajo de Anne Brafford, miembro del Presidential Working Group to Advance Well-Being in the Legal Profession y autora del “Well-Being Toolkit for Lawyers & Legal Employers”, propone una serie de cuestiones a los despachos con el fin de conocer si apuestan realmente por el bienestar de sus abogadas y abogados.

¿Qué podemos preguntar a los despachos?

A continuación, os reproducimos una traducción aproximada de las mismas y que, sin duda, tendremos en cuenta en nuestra hoja de ruta.

A. En relación con la salud mental y los trastornos de consumo de sustancias (drogas):

1. ¿Existe una política con respecto al uso de sustancias, la salud mental y el deterioro? En caso afirmativo, ¿necesita una actualización?

2. ¿La política del despacho explica cuáles son las obligaciones éticas de los abogados en relación con su propia salud y bienestar o la de sus colegas?

3. ¿Existe una política de permisos que apoye de manera realista el tiempo libre para recibir tratamiento?

4. ¿Existen actividades regulares sobre la importancia del bienestar?

5. ¿Los planes de salud que se ofrecen a las abogadas y abogados incluyen cobertura para el tratamiento de la salud mental y de los trastornos por uso de sustancias?

B. En cuanto a las prácticas de gestión que afectan el bienestar de las abogadas y abogados:

Evaluación del Bienestar

6. ¿Existe una práctica regular establecida para evaluar la participación en el trabajo, el agotamiento, la satisfacción en el trabajo, las intenciones de rotación, el bienestar psicológico u otros indicadores de bienestar y para tomar medidas sobre los resultados?

Prácticas de Orientación

7. ¿Se establecen prácticas de orientación para formar nuevos abogados comprometidos con la excelencia, el compromiso y el bienestar?

Políticas y prácticas relacionadas con el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

8. ¿Existe una política que permita la flexibilidad en el despacho y un clima organizacional que la apoye?

9. ¿Es una práctica reconocer a los abogados y al personal que demuestran un alto nivel de bienestar?

Políticas y prácticas relacionadas con la diversidad y la inclusión

10. ¿Existen políticas y prácticas relacionadas con la diversidad y la inclusión con una misión específica que cuente con fondos suficientes?

Expectativas de disponibilidad 24/7

11. ¿Las prácticas del despacho permiten a los abogados tiempo para que se recuperen?

12. ¿Están las expectativas de tiempo de respuesta claramente articuladas y son razonables?

13. ¿Existe un esfuerzo para proteger el tiempo de los abogados para recuperarse de las demandas laborales desalentando las llamadas y correo electrónicos relacionados con el trabajo durante las noches, los fines de semana y las vacaciones?

Políticas y prácticas de facturación

14. ¿Las prácticas de facturación fomentan el trabajo excesivo y el comportamiento poco ético?

15. ¿Supervisa el bufete las horas facturadas por sus abogados y hace un seguimiento con los abogados cuyas horas son persistentes y significativamente más altas o más bajas de lo normal?

Prácticas de compensación

16. ¿Son justas las prácticas de compensación?

17. ¿Las prácticas de compensación son percibidas como justas?

18. ¿Siguen los estándares de equidad distributiva (resultado justo), procesal (proceso justo), interpersonal (tratar a las personas con dignidad y respeto) e informativa (transparencia)?

19. ¿El enfoque de la empresa hacia la compensación es holístico, o se centra exclusiva o principalmente en las horas?

Prácticas de Evaluación de Desempeño

20. ¿Las prácticas de evaluación del desempeño son justas y se perciben como justas?

21. ¿Contribuyen varios calificadores? ¿Están capacitados en el proceso y para reducir los sesgos comunes?

22. ¿Se da retroalimentación específica y oportuna regularmente, no sólo anualmente?

23. ¿Se da retroalimentación en una comunicación de dos vías?

24. ¿Es empático y se centra en el comportamiento, no en la autoestima de la persona?

25. ¿Está equilibrado y se le proporciona una mirada positiva y respetuosa?

26. ¿Se reconocen regularmente el buen desempeño y el progreso hacia las metas?

Políticas y Prácticas de Vacaciones

27. ¿Existe una política clara de vacaciones?

28. ¿La cultura organizacional fomenta el uso y apoya la desconexión del trabajo?

Le deseo una pronta recuperación

Le deseo una pronta recuperación

Estimado Paul Rawlinson, Presidente Global de Baker McKenzie:

Después de conocer su baja médica temporal, me gustaría decirle varias cosas:

En primer lugar, le deseo una pronta recuperación. Su salud debe ser su prioridad a partir de ahora. Es esencial que descanse. Usted es el capitán de este gran bufete de abogados, y los empleados y clientes necesitan que usted esté bien. Sobre todo, su familia.

En segundo lugar, quiero felicitarle por su valentía y humanidad para hacer pública esta historia. Según la declaración oficial de Baker Mckenzie, que ha sido difundida por diferentes medios legales británicos y estadounidenses, el agotamiento ha sido la causa de su baja médica temporal.

Considerando que existe un estigma social sustancial sobre la salud mental, el hecho de reconocer su problema puede ayudar a muchas abogadas y abogados a no tener miedo de hablar sobre temas de salud mental.

En tercer lugar, aunque usted ya tiene médicos que lo atienden, le animo a que siga las actividades de LawCare. Esta organización sin ánimo de lucro, presidida por la Sra. Elizabeth Rimmer, proporciona muchas herramientas útiles a los profesionales jurídicos británicos que necesitan ayuda.

Por último, si yo fuera el director ejecutivo de una gran empresa, puedo asegurarle que usted sería mi abogado. Merece mi respeto, lealtad, admiración y confianza.

Saludos cordiales,

Manel Atserias Luque

Presidente del “Instituto de Salud Mental de la Abogacía – Mental Health Institute of Legal Professions (ISMA-MHILP)”