Por Manel Atserias Luque

Presidente del ISMA

Me advirtieron de que BBrainers era un foro que rompía con el formato tradicional de los congresos de Derecho. Me dijeron que, durante la celebración de este evento, decenas de juristas, con independencia de cuál fuera su profesión u ocupación, compartían conocimiento de forma horizontal y transversal. Pues bien, tras la experiencia que viví los pasados días 19, 20 y 21 de octubre de 2018 en Los Molinos (Madrid), ya lo puedo decir: BBrainers representa el nuevo paradigma de la abogacía millennial.

Tras la participación del Instituto de Salud Mental de la Abogacía en un coloquio del IV Congreso de la Abogacía Catalana sobre el bienestar emocional de la abogacía, el pasado fin de semana fui testigo de algo maravilloso: el bienestar de las profesiones jurídicas es una cuestión de la que se empieza a hablar.

Conocimiento compartido: horizontalidad y transversalidad

Tuve la oportunidad de coincidir con juristas muy interesantes: desde varios estudiantes de Derecho, pasando por abogadas y abogados emprendedores; y terminando con una juezas, fiscal (Escarlata  Gutiérrez) y abogado del Estado. Distintas personas del mundo del Derecho se reunieron durante dos días y compartieron experiencias de tú a tú, sin importar cuál fuera su ocupación o profesión. Y es que este foro incentiva a que haya un intercambio de ideas e impresiones y un acercamiento informal entre los asistentes. Nadie juzga. Todo el mundo aprende.

En relación con la transversalidad, cabe destacar que participaron personas ajenas al mundo del Derecho: periodistas, como Isabel Rábago, Xavi Martínez y José Antonio León; o Mario Moraga Pérez, Diplomado en Educación Musical y Titulado en Guitarra Flamenca por el CSM de Córdoba. Esta circunstancia nos permitió conocer otros sectores (comunicación y musical, por ejemplo) y cuáles son las inquietudes y experiencias de estos profesionales.

El bienestar emocional, como objeto de debate

Numerosos ponentes que participaron en las mesas redondas de la II edición de BBrainers abordaron dos cuestiones que, desde el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA), consideramos fundamentales: el bienestar y la inteligencia emocional. Aunque todas las ponencias que versaban sobre esta materia fueron excelentes, me gustaría destacar las siguientes:

La intervención de Sara Molina, abogada y CEO de Marketingnize, fue especialmente interesante ya que, a partir de una explicación de los dos hemisferios del cerebro (el de la lógica y el de la emoción), puso de manifiesto la importancia de desarrollar habilidades relacionadas con la inteligencia emocional. Asimismo, señaló la importancia de saber expresar y gestionar las emociones atendiendo a los distintos contextos en los que se encuentra el profesional: “Si no sabemos gestionar nuestras emociones, un día seremos las personas más felices del mundo y al día siguiente las más desgraciadas”.

También fue, de especial interés, en el ámbito del bienestar, la ponencia de Juan Gonzalo Ospina, abogado y diputado de la Junta del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Su intervención giró en torno a las cualidades del abogado: liderazgo, la confianza y el legado. Asimismo, las intervenciones de Vicente Tovar y Felipe Mateo Bueno hicieron hincapié en las aptitudes que debe desarrollar la futura abogada o abogado en aras de ofrecer un servicio de mayor calidad.

Además de hablar sobre bienestar y emociones, las organizadoras del BBrainers también reservaron un espacio para llevar esta temática a la práctica. En este sentido, destáquese la sesión de mindfulness con Olaya Menéndez Acebal y la intervención de Alfonso De Bertodano, Comandante de B787, psicólogo y director de los cursos “Perdiendo el Miedo a Volar”. A este último ponente debo pedirle disculpas por no haberme quedado hasta el final de su intervención. Pero tenía que iniciar el camino de vuelta a Barcelona.

Juristas brillantes y comprometidos con la humanización del sector legal

Las nuevas generaciones de juristas son conscientes de que el modelo actual de ejercicio de la abogacía está obsoleto. En un mercado altamente competitivo, las actuales políticas de organización y funcionamiento de los despachos tradicionales son ineficientes. La abogada o abogado millennial empieza a preocuparse por su bienestar en distintos ámbitos (conciliación o gestión de emociones para afrontar distintas situaciones).

Me gustaría destacar las intervenciones de los siguientes cerebros:

Finalmente, quiero agradecer la gran labor del Comité Organizador del BBrainers: Delia Rodríguez, Adriana Rodríguez, Elena Pedroche y a todas aquellas personas y organizaciones que han hecho posible que este evento sea una realidad.