Ayer, la Junior Lawyers Division of the Law Society of England and Wales (la abogacía joven británica), colaboradora oficial del Instituto de Salud Mental de la Abogacía, lanzó la tercera edición de su Encuesta sobre Resiliencia y Bienestar. Kayleigh Leonie, autora de la Encuesta y miembro del Consejo Asesor del ISMA, ya ha manifestado su preocupación tras los resultados de las dos primeras ediciones: 

2017: “Estas estadísticas son extremadamente preocupantes para la JLD y, como resultado, su comité ejecutivo se centrará en la elaboración de directrices para los empleadores a fin de ayudarles a hacer frente al estrés y a los problemas de salud mental en el lugar de trabajo”.

2018: “La abogacía aún tiene un largo camino por recorrer para reducir el estigma relacionado con la mala salud mental. La JLD espera que el trabajo que está realizando ayude a reducir el estigma y anime a las organizaciones a fomentar una buena salud mental. En febrero de 2018, la JLD publicó unas guías para los empleadores que animan a las organizaciones a adoptar un enfoque más proactivo e inclusivo de la salud mental. La orientación se divide en tres pilares básicos: (1) educación/formación, (2) apoyo y (3) cultura”.

Resultados de 2017

Esta Encuesta se centra en el estrés y la salud mental en el lugar de trabajo. En su primera edición (2017), respondieron 214 miembros de la JLD (esta organización tiene más de 70.000), por lo que las conclusiones son indicativas, más que representativas. Sin embargo, estos datos ya han suscitado una respuesta inmediata por parte de la abogacía joven institucional.

Los resultados diferenciaban dos fenómenos:  

A) Estrés en el lugar de trabajo

A los efectos de la Encuesta, el estrés se definió como “estar bajo demasiada presión emocional o mental”.

  • Más del 93% de los encuestados habían sufrido estrés en el mes anterior a completar la encuesta, y el 26% de ellos estaban muy estresados o muy estresados.
  • La encuesta mostró que los factores clave de estrés para los abogados junior son la alta carga de trabajo, la falta de apoyo, las demandas/expectativas de los clientes y la gestión ineficaz.
  • El 73% de los encuestados dijo que su empresa podía hacer más para apoyar el estrés en el trabajo.
  • Con el fin de ayudar a los abogados a lidiar con el estrés en el trabajo, los encuestados proponen (i) formación (tanto para la dirección como para los abogados junior), (ii) una mayor visibilidad de las políticas internas, (iii) apoyo/asistencia psicológica, (iv) mayores niveles de supervisión y (v) una mejor gestión.

B) Salud Mental en el lugar de trabajo

  • Más del 25% de los encuestados dijeron que habían sufrido un problema de salud mental en el mes anterior a la finalización de la encuesta y menos del 24% de esas personas habían informado a su empleador al respecto.

Curiosamente, ninguno de los hombres encuestados que habían sufrido de un problema de salud mental le dijo a su empleador. Esto sugiere que existe una barrera clara que impide que las personas con un problema de salud mental se manifiesten. Esto puede estar relacionado con la percepción del estigma asociado a los problemas de salud mental en el lugar de trabajo.

  • Más del 74% de las personas con problemas de salud mental dijeron que habían considerado la posibilidad de ausentarse del trabajo, pero no lo hicieron, y más del 67% afirmó que ello les causaba problemas en su vida familiar y en sus relaciones.
  • Más del 73% de los encuestados afirmaron que su empleador no proporcionaba ninguna ayuda, orientación o apoyo a los empleados en relación con la salud mental en el lugar de trabajo o que no sabían si sus empleadores la ofrecían.
  • Más del 50 por ciento consideraba que su organización podía hacer más para proporcionar ayuda, orientación y apoyo en relación con la salud mental en el lugar de trabajo.

Resultados 2018

La segunda edición de la Encuesta, que estuvo activa durante los meses de enero y febrero de 2018, fue respondida por 959 miembros de la JLD (esta organización tiene más de 70.000). Aunque, en esta edición, las conclusiones siguen siendo indicativas (más que representativas), cabe destacar el incremento de participación que ha habido respecto a la primera edición.

A) Estrés en el lugar de trabajo

  • Más del 82 por ciento de los encuestados informaron que se sentían estresados de forma regular u ocasional en el mes anterior a la realización de la encuesta, y que el 26 por ciento de los encuestados estaban muy estresados.
  • los factores clave de estrés para los abogados junior son la alta carga de trabajo, las demandas/expectativas de los clientes, la falta de apoyo y la gestión ineficaz
  • El 83% de los encuestados dijo que su despacho podía hacer más para apoyar el estrés en el trabajo.

B) Salud Mental en el lugar de trabajo

  • Más del 38% de los encuestados dijeron que habían sufrido un problema de salud mental en el mes anterior a la finalización de la encuesta y menos del 18% de esas personas habían informado a su empleador al respecto.
  • Más del 55% de las personas que padecen un problema de salud mental dijeron que habían considerado la posibilidad de ausentarse del trabajo, pero no lo hicieron, y más del 64% afirmó que ello les causaba problemas en su vida familiar y en sus relaciones.
  • Más del 80 por ciento consideraba que su organización podía hacer más para proporcionar ayuda, orientación y apoyo en relación con la salud mental en el lugar de trabajo.