Jéssica Ahumada Masip
Miembro del Comité Científico
La depresión es uno de los trastornos más frecuentes en nuestra sociedad ya que el 15% de las personas adultas se verá afectada por él en algún momento de su vida.
Debemos diferenciar entre lo que es una tristeza no patológica de una depresión. En el caso de la tristeza no patológica, es un estado bajo de ánimo adecuado al estímulo que lo origina, tiene una duración breve e interfiere menos en nuestro rendimiento.
En cambio, en la depresión como trastorno podemos encontrar los siguientes síntomas:

Síntomas

  • Tristeza, desánimo, apatía, indiferencia, irritabilidad, falta de satisfacción, etc.
  • Baja autoestima, expectativas negativas, autoacusación, ideas de culpa, desesperanza, ideas de suicidio, falta de concentración, atención y memoria.
  • Desesperanza, abandono personal, llanto, aislamiento.
  • Lentitud en el hablar y en el andar.
  • Falta de energía..
  • Pérdida del apetito, falta o exceso de sueño, cansancio, disfunciones sexuales, etc.

¿Cómo combatirlo?

Es encarecidamente necesario que las personas con depresión acudan a un especialista de la salud mental para recibir tanto tratamiento psicológico como psiquiátrico.

Además, de manera paralela puede resultarte de ayuda:

  • Realizar ejercicio: los estudios han demostrado que la práctica de ejercicio al aire libre aporta beneficios al estado de ánimo y mejoría de la sensación de bienestar general. La persona con depresión que realiza ejercicio regular consigue desarrollar su autoestima.
  • Técnicas de relajación: son de gran ayuda también para la prevención de este trastorno.
  • Vida social: las personas con depresión tienen tendencia al aislamiento, el apoyo social es una gran ayuda para superar este trastorno.
  • Evitar alcohol y otras drogas: existe una tendencia de consumo de estas sustancias en personas con depresión, pero en realidad son depresoras, es decir, aumentan los síntomas de la depresión.

Referencias e información adicional:

Beck, A.T., Rush, J., Shaw, B.F. (2015). Terapia cognitive de la depression. Madrid: Desclée de Brouwer.