Por Jéssica Ahumada Masip

Miembro del Comité Científico del ISMA

El mundo laboral de la abogacía puede llegar a resultar muy estresante. Por ello, algunos profesionales encuentran en las drogas una ayuda para afrontar los momentos difíciles. Por ejemplo, recurrir a drogas estimulantes como la cocaína para ser más productivo o abusar del consumo de alcohol para evadirse de los problemas laborales o desinhibirse con sus compañeros/as. En un principio la persona consumidora puede ver que ese consumo le está produciendo un efecto positivo porque es capaz de rendir más en su trabajo o conseguir la evasión de sus problemas. Pero más adelante, el abuso de drogas le conllevará agravar los problemas originales por los que comenzó a consumir: le costará concentrarse, tendrá enlentecimiento y pérdida de memoria, entre otros. Esto es debido a que el consumo excesivo de drogas causa cambios estructurales del cerebro respecto a la gratificación y la motivación, el aprendizaje y la memoria y el control sobre las inhibiciones que afectan al comportamiento y el pensamiento.

Es importante señalar que habitualmente no existe una única conducta adictiva, sino que suelen estar presentes al mismo tiempo, tanto el consumo de más de una sustancia como la combinación de conductas adictivas tales como el juego o la compra compulsiva.

Síntomas

  • Fuerte deseo o sentimiento de consumir drogas, en especial cuando no hay oportunidad de hacerlo.
  • Pérdida de control: imposibilidad de parar de consumir hasta que un evento externo se lo impide, bien porque se ha quedado sin dinero o bien porque se ha agotado la droga.
  • Tolerancia: incremento en la ingestión de la droga para notar los mismos efectos que las anteriores ocasiones.
  • Síndrome de abstinencia: síntomas de mal humor, inquietud, falta de apetito, hostilidad y depresión que se producen cuando la persona no puede realizar su conducta adictiva voluntariamente o porque se lo impiden.
  • Persistencia en el consumo de drogas a pesar de existir una clara evidencia de que le está produciendo graves consecuencias a la persona.
  • Incapacidad para parar una vez ha empezado a consumir.
  • Culpabilidad por consumir drogas y por el efecto que tiene en otras personas.

 

Consecuencias

  • Enfermedades causadas por el tipo de la droga en cuestión, por ejemplo, cirrosis o problemas hepáticos en el caso de la dependencia al alcohol.
  • Problemas sociales como robos, físicos, legales, familiares, etc.
  • Despido del trabajo: puede ser debido a absentismo y/o llegar tarde frecuentemente, quejas de clientes por dudosos comportamientos, problemas con los compañeros/as, etc.
  • Ruina económica.
  • Trastornos psicológicos.
  • Muerte.

 

Tipos de drogas

  • Comportamentales: juegos, compras, etc.
  • Alcohol: licores, vino, cerveza, etc.
  • Alucinógenos: LSD, peyote, mescalina y Yahé.
  • Anfetaminas: speed.
  • Cafeína: café, cola.
  • Cannabis: marihuana.
  • Cocaína: cocaína, bazuco.
  • Fenciclidina: polvo de ángel.
  • Inhalantes: pegantes, gasolina y solventes.
  • Nicotina: tabaco.
  • Opiáceos: morfina y heroína.
  • Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos: benzodiacepinas, metacualona.

 

¿Cómo combatirlo?

La dependencia a las drogas es un problema de salud muy grave porque, a diferencia de otros trastornos mentales expuestos en estas guías, una de las consecuencias es la pérdida de la vida. Por eso te recomendamos que lo consultes con tu médico de cabecera para que te pueda derivar a un Centro de Atención y Seguimiento de drogodependencias, o alguna otra comunidad terapéutica donde puedas recibir tratamiento psicológico y psiquiátrico. También puedes buscar ayuda psicológica en consultas y centros privados.

Paralelamente, aconsejamos:

  • Tener o crear una red de soporte de confianza como familia y amigos.
  • Mantener una alimentación saludable.
  • Ocupar tu tiempo libre realizando tareas de ocio gratificantes.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • No frecuentar lugares donde se consuman drogas.

A continuación, ofrecemos diversos enlaces para orientarte en tu búsqueda de información, ayuda y prevención.

 

Referencias e información adicional: