Guía nº 1. Ansiedad

Publicado el

Autora: Jéssica Ahumada Masip

Concepto

Decimos que tenemos ansiedad cuando sentimos, generalmente, inquietud, tensión, dificultades para respirar y nerviosismo. Aunque nos resulta muy desagradable, es tan solo una respuesta fisiológica y emocional de alarma, la cual es el resultado evolutivo que nos prepara para luchar o huir de una amenaza, ya sea externa o interna.

Es interesante diferenciar entre ansiedad razonable y ansiedad patológica. La primera hace referencia a toda aquella ansiedad que es adaptativa, es decir, nos ayuda a funcionar en nuestro día a día. Todos nos hemos sentido ansiosos alguna vez, por ejemplo, ante la defensa de un caso, el cambio de trabajo, un divorcio, etc. Es decir, ante situaciones de gran impacto en nuestra vida. En consecuencia, padeceremos ansiedad durante un tiempo breve y ésta desaparecerá en cuanto la situación ansiosa haya finalizado. Una ansiedad patológica vendría dada por una interpretación irracional del peligro o una preocupación exagerada. En este caso, su intensidad es desproporcionada en la situación objetiva, y podríamos estar hablando de un trastorno de ansiedad.

Síntomas

  •  Dilatación de pupilas
  • Tensión muscular
  • Mareo
  •  Nauseas y/o diarrea
  • Hiperventilación
  • Irrealidad o despersonalización
  •  Taquicardia
  •  Inestabilidad

La ansiedad que estás padeciendo puede estar convirtiéndose en un problema si:

  • Estás preocupado durante un periodo largo de tiempo y gran parte del día.
  • Esas preocupaciones son parte de la vida cotidiana o sobre asuntos poco probables que sucedan.
  • Sufres ataques de ansiedad y regularmente experimentas una ansiedad elevada.

Cuando sufres un ataque de ansiedad o de pánico sientes súbitamente malestar o miedo intenso que alcanza su máxima expresión en minutos y durante este tiempo se producen cuatro (o más) de los síntomas siguientes:

1.      Palpitaciones, golpeteo del corazón o aceleración de la frecuencia cardíaca.

2.      Sudoración.

3.      Temblor o sacudidas.

4.      Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.

5.      Sensación de ahogo.

6.      Dolor o molestias en el tórax.

7.      Náuseas o malestar abdominal.

8.      Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo.

9.      Escalofríos o sensación de calor.

10.  Parestesias (sensación de entumecimiento o de hormigueo).

11.  Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separase de uno mismo).

12.  Miedo a perder el control o de “volverse loco”.

13.  Miedo a morir.

Trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad son los que comparten características de miedo y ansiedad excesivos, así como alteraciones conductuales asociadas. Los más frecuentes en el mundo laboral son los siguientes:

a) Fobia

Podríamos estar hablando de una fobia cuando a la persona le produce un intenso y desproporcionado miedo un objeto o situación específica. En consecuencia, esa persona suele evitar el objeto o situación, y en el caso de no evitarlo, lo afronta con mucha ansiedad.

b) Trastorno de pánico

Podrías estar padeciendo un trastorno de pánico si sufres varios ataques de pánico de manera recurrente, sientes inquietud o preocupación continua acerca de los ataques de pánico o sus consecuencias (crees que te estás volviendo loco o que vas a sufrir un infarto, por ejemplo), y además realizas conductas de evitación por miedo a sufrir otro ataque de pánico.

c) Trastorno de ansiedad generalizada

Si tienes ansiedad y preocupaciones excesivas y desproporcionadas en relación a una serie de acontecimientos o actividades durante mucho tiempo, y dicha ansiedad y preocupaciones interfieren en tu funcionamiento diario, podrías padecer trastorno de ansiedad generalizada.

¿Cómo combatirla?

  • Ejercicios de respiración y relajación.
  • Escuchar música.
  • Comer saludablemente.
  • Hacer ejercicio físico.
  • Vida social saludable.
  • Terapia psicológica.

En el caso de sentirte identificado con alguno de los trastornos anteriormente descritos, recomendamos decididamente consultar con un profesional de la salud mental.

Referencias e información adicional:

Beck, A.T., Emery, G., Greenberg, R. (2014). Trastornos de ansiedad y fobias: una perspectiva cognitiva. Madrid: Desclée de Brouwer.

Bados, A. (2015). Trastorno de ansiedad generalizada. Guía para el terapeuta. Madrid: Editorial Síntesis.

Clark, D.A., Beck, A.T. (2016). Manual práctico para la ansiedad y las preocupaciones. La solución cognitiva conductual. Madrid: Desclée de Brouwer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *