LawCare, organización sin ánimo de lucro que promueve y apoya la buena salud mental y el bienestar en toda la comunidad legal de Reino Unido e Irlanda, recibió el mayor número de llamadas de su ‘teléfono de asistencia’ en 2018, con un total de 932 de 624 profesionales del Derecho (un incremento del 5% respecto a 2017).

Las razones por las cuales llaman estos profesionales jurídicos son varias: estrés (26%), depresión (19%), ansiedad (11%), procedimientos disciplinarios (8%), desarrollo profesional (9%), enfermedades crónicas, alcohol, drogas y cuestiones relacionales.

Sin embargo, hay datos que llaman mucho la atención:

  1. Las llamadas por acoso e intimidación en el lugar de trabajo, cuyo porcentaje casi dobla el del año pasado (de 38 llamadas en 2017 a 68 en 2018).
  2. El 64% de las personas que llaman son mujeres.
  3. El 48% de las personas que llaman son aprendices o no llevan más de 5 años ejerciendo.

Elizabeth Rimmer, CEO de LawCare y miembro del Consejo Asesor del Instituto de Salud Mental de la Abogacía, ha sido muy clara al respecto:

“El año 2018 ha sido el más ocupado hasta la fecha en la línea de ayuda desde que empezamos hace más de veinte años. Aunque nos complace que más abogados nos pidan apoyo, seguimos cada vez más preocupados por las largas jornadas laborales y la pesada cultura de carga de trabajo de la abogacía, que afecta de forma significativa al bienestar. Estamos especialmente preocupados por el número de personas que citan el acoso y la intimidación en el lugar de trabajo, es absolutamente esencial que las organizaciones de práctica jurídica tomen medidas para acabar con esto y se tomen en serio el bienestar y el trato del personal”.