Ayer, día 3 de octubre de 2018, Manel Atserias Luque y Tomás Gabriel García Micó, presidente y vicepresidente primero del Instituto de Salud Mental de la Abogacía respectivamente, asistieron y participaron en la jornada “Taller sobre Procesos y Tecnología en los Despachos Profesionales” en Barcelona.

Este taller, organizado por el Centro de Innovación de Despachos Profesionales, tuvo también como ponentes a José Pedro Martín Escolar (director del Centro), Reyes Campos (responsable de procesos del Centro) y representantes de las empresas Auxadi y Next-bs.

La idea que quisieron transmitir los representantes del ISMA fue que la transformación tecnológica de los despachos profesionales (y, en concreto, del sector legal) es una condición necesaria, pero no suficiente, para ser más competitivos en el mercado. Además de invertir en procesos y tecnología (inteligencia artificial, por ejemplo), es fundamental que los despachos profesionales aborden todo aquello relacionado con la inteligencia emocional a través de políticas de bienestar, concienciación y prevención.

Manel afirmó que “la mayor ventaja competitiva de la abogacía durante los próximos años será, sin duda, invertir recursos en el ámbito del bienestar de las abogadas y abogados”. Asimismo, y partiendo de la premisa de que el género y el bienestar son dos variables interdependientes, Tomás destacó que “uno de los objetivos fundamentales que asume el ISMA es el de la paridad en la composición de los órganos de toma de decisión”.

Tras la participación en el IV Congreso de la Abogacía Catalana, el desayuno informativo en el Colegio de Economistas de Cataluña (a cargo de Paula Fernández Ochoa y Ferran García de Palau García Faria, ambos miembros del Comité de Bienestar del ISMA) y este taller, el ISMA entrará en el ámbito universitario el próximo mes de noviembre.