Podemos llamarlo «Movimiento de Bienestar de la Abogacía«, el MBA de «salud emocional» del sector legal. Esta corriente humanizadora de las profesiones jurídicas, que debería extenderse en otros ámbitos profesionales durante los próximos años, ya existe en los países anglosajones. Por este motivo, el Instituto de Salud Mental de la Abogacía tiene alianzas internacionales de primer nivel, tanto a nivel de la abogacía institucional (Junior Lawyers Division of the Law Society of England and Wales) como de profesionales de Reino Unido y Estados Unidos (Consejo Asesor).

Primera reunión del Comité de Bienestar

Hoy es un día importante. Y es que esta tarde, en Barcelona, se celebrará la primera reunión del Comité de Bienestar del ISMA. Esta primera toma de contacto servirá para fijar la hoja de ruta de los próximos meses.

El Comité de Bienestar del ISMA tiene, entre otros, los siguientes objetivos:

  • Proponer recomendaciones genéricas a los despachos, colegios de la abogacía y facultades de Derecho que contribuyan al bienestar de las y los abogados y estudiantes de Derecho, respectivamente.
  • Asistir a los despachos, colegios de la abogacía y facultades de Derecho en la implementación de las recomendaciones genéricas contenidas en el Plan de Acción de Bienestar (PAB).
  • Establecer los ítems que servirán para crear el Índice de Bienestar de la Abogacía Española (IBAE) y fijar el sistema de puntuación.
  • Evaluar el grado de cumplimiento del Plan de Acción de Bienestar de aquellos despachos, colegios de abogacía y facultades de Derecho que lo hayan solicitado expresamente y reconocer los estándares óptimos de bienestar de aquellas organizaciones.

El trabajo de Anne Brafford, miembro del Presidential Working Group to Advance Well-Being in the Legal Profession y autora del «Well-Being Toolkit for Lawyers & Legal Employers», propone una serie de cuestiones a los despachos con el fin de conocer si apuestan realmente por el bienestar de sus abogadas y abogados.

¿Qué podemos preguntar a los despachos?

A continuación, os reproducimos una traducción aproximada de las mismas y que, sin duda, tendremos en cuenta en nuestra hoja de ruta.

A. En relación con la salud mental y los trastornos de consumo de sustancias (drogas):

1. ¿Existe una política con respecto al uso de sustancias, la salud mental y el deterioro? En caso afirmativo, ¿necesita una actualización?

2. ¿La política del despacho explica cuáles son las obligaciones éticas de los abogados en relación con su propia salud y bienestar o la de sus colegas?

3. ¿Existe una política de permisos que apoye de manera realista el tiempo libre para recibir tratamiento?

4. ¿Existen actividades regulares sobre la importancia del bienestar?

5. ¿Los planes de salud que se ofrecen a las abogadas y abogados incluyen cobertura para el tratamiento de la salud mental y de los trastornos por uso de sustancias?

B. En cuanto a las prácticas de gestión que afectan el bienestar de las abogadas y abogados:

Evaluación del Bienestar

6. ¿Existe una práctica regular establecida para evaluar la participación en el trabajo, el agotamiento, la satisfacción en el trabajo, las intenciones de rotación, el bienestar psicológico u otros indicadores de bienestar y para tomar medidas sobre los resultados?

Prácticas de Orientación

7. ¿Se establecen prácticas de orientación para formar nuevos abogados comprometidos con la excelencia, el compromiso y el bienestar?

Políticas y prácticas relacionadas con el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

8. ¿Existe una política que permita la flexibilidad en el despacho y un clima organizacional que la apoye?

9. ¿Es una práctica reconocer a los abogados y al personal que demuestran un alto nivel de bienestar?

Políticas y prácticas relacionadas con la diversidad y la inclusión

10. ¿Existen políticas y prácticas relacionadas con la diversidad y la inclusión con una misión específica que cuente con fondos suficientes?

Expectativas de disponibilidad 24/7

11. ¿Las prácticas del despacho permiten a los abogados tiempo para que se recuperen?

12. ¿Están las expectativas de tiempo de respuesta claramente articuladas y son razonables?

13. ¿Existe un esfuerzo para proteger el tiempo de los abogados para recuperarse de las demandas laborales desalentando las llamadas y correo electrónicos relacionados con el trabajo durante las noches, los fines de semana y las vacaciones?

Políticas y prácticas de facturación

14. ¿Las prácticas de facturación fomentan el trabajo excesivo y el comportamiento poco ético?

15. ¿Supervisa el bufete las horas facturadas por sus abogados y hace un seguimiento con los abogados cuyas horas son persistentes y significativamente más altas o más bajas de lo normal?

Prácticas de compensación

16. ¿Son justas las prácticas de compensación?

17. ¿Las prácticas de compensación son percibidas como justas?

18. ¿Siguen los estándares de equidad distributiva (resultado justo), procesal (proceso justo), interpersonal (tratar a las personas con dignidad y respeto) e informativa (transparencia)?

19. ¿El enfoque de la empresa hacia la compensación es holístico, o se centra exclusiva o principalmente en las horas?

Prácticas de Evaluación de Desempeño

20. ¿Las prácticas de evaluación del desempeño son justas y se perciben como justas?

21. ¿Contribuyen varios calificadores? ¿Están capacitados en el proceso y para reducir los sesgos comunes?

22. ¿Se da retroalimentación específica y oportuna regularmente, no sólo anualmente?

23. ¿Se da retroalimentación en una comunicación de dos vías?

24. ¿Es empático y se centra en el comportamiento, no en la autoestima de la persona?

25. ¿Está equilibrado y se le proporciona una mirada positiva y respetuosa?

26. ¿Se reconocen regularmente el buen desempeño y el progreso hacia las metas?

Políticas y Prácticas de Vacaciones

27. ¿Existe una política clara de vacaciones?

28. ¿La cultura organizacional fomenta el uso y apoya la desconexión del trabajo?