Día de celebración para la Abogacía Catalana

Día de celebración para la Abogacía Catalana

Autoría de la foto: Organizadores del IV Congreso de la Abogacía Catalana

El pasado día 30 de enero de 2019, el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC núm. 7799, de 30.1.2019) publicó la Resolución JUS/110/2019, de 22 de enero, de modificación de la Normativa de la Abogacía Catalana del Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Cataluña.

Dicha normativa, que fue debatida durante el IV Congreso de la Abogacía Catalana (27 y 28 de septiembre de 2018), reconoce por primera vez la importancia del bienestar emocional de las abogadas y abogados en el ejercicio de sus funciones. En el sexto apartado de la Exposición de Motivos declara que:

«Los nuevos requerimientos de nuestra profesión en este nuevo siglo hacen altamente recomendable la adopción de medidas en pro del bienestar emocional de los profesionales. En este sentido, los colegios de la abogacía tienen que facilitar herramientas/mecanismos a los colegiados para poder contrarrestar las situaciones/problemas emocionales derivados del ejercicio de la profesión y que ponen en riesgo el bienestar emocional del abogado tanto en su esfera profesional como en la privada. La formación en inteligencia emocional, empatía y capacidad de escucha activa también es necesaria tanto para poder gestionar aquellas emociones que pueden resultar perjudiciales en el ejercicio de las tareas cotidianas de la abogacía, como para poder advertir el estado emocional del cliente y así procurarle un mejor asesoramiento y defensa».

Pero no solo esto. La abogacía catalana no se ha quedado en una mera proclama, sino que insta a que los colegios y el propio Consejo adopten medidas en pro del bienestar emocional. En este sentido, la disposición adicional segunda de la Normativa de la Abogacía Catalana establece que:

«Los colegios de la abogacía y el Consejo fomentarán la adopción de medidas en pro del bienestar emocional de los/las abogados/as, facilitándoles herramientas o mecanismos para poder contrarrestar las situaciones/problemas emocionales derivados del ejercicio de la profesión y que ponen en riesgo su bienestar».

La participación del ISMA en el Congreso de la Abogacía Catalana

La propuesta original de la nueva Normativa de la Abogacía Catalana no contenía ninguna de estas referencias. Por este motivo, el presidente del ISMA, en su condición de colegiado no ejerciente del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB), presentó una serie de enmiendas dirigidas a abordar esta cuestión.

Puedes encontrar las enmiendas en dos enlaces: en el post «Enmiendas al articulado de la Propuesta de Reforma de la Normativa de la Abogacía Catalana«, o bien, en las páginas 8 a 10 del documento de enmiendas preparado por la Abogacía Catalana. 

Asimismo, durante el Congreso, Gabriela Boldó Prats, miembro del Comité de Bienestar del ISMA, y Manel Atserias Luque tuvieron la oportunidad de participar en el coloquio «Equilibrio en la profesión: El bienestar emocional en el ejercicio de la abogacía«, moderado por Jordi Albareda Cañadell, Decano del Colegio de la Abogacía de Lleida.

En palabras del presidente del ISMA:

«La abogacía catalana ha dado un paso muy importante en relación con el bienestar de la profesión. El simple hecho de reconocer su relevancia en el ejercicio de la profesión ya es un triunfo para el colectivo. Cierto es que la abogacía anglosajona nos lleva mucha ventaja, pero valoramos muchísimo tanto el gesto como el compromiso que habéis adquirido.

Queremos agradecer al Consejo de Colegios de Abogados de Cataluña por habernos dejado participar en el Congreso. Si nuestra aportación fue útil de algún modo, nos damos por satisfechos».