Estimado Paul Rawlinson, Presidente Global de Baker McKenzie:

Después de conocer su baja médica temporal, me gustaría decirle varias cosas:

En primer lugar, le deseo una pronta recuperación. Su salud debe ser su prioridad a partir de ahora. Es esencial que descanse. Usted es el capitán de este gran bufete de abogados, y los empleados y clientes necesitan que usted esté bien. Sobre todo, su familia.

En segundo lugar, quiero felicitarle por su valentía y humanidad para hacer pública esta historia. Según la declaración oficial de Baker Mckenzie, que ha sido difundida por diferentes medios legales británicos y estadounidenses, el agotamiento ha sido la causa de su baja médica temporal.

Considerando que existe un estigma social sustancial sobre la salud mental, el hecho de reconocer su problema puede ayudar a muchos abogados a no tener miedo de hablar sobre temas de salud mental.

En tercer lugar, aunque usted ya tiene médicos que lo atienden, le animo a que siga las actividades de LawCare. Esta organización sin ánimo de lucro, presidida por la Sra. Elizabeth Rimmer, proporciona muchas herramientas útiles a los profesionales jurídicos británicos que necesitan ayuda.

Por último, si yo fuera el director ejecutivo de una gran empresa, puedo asegurarle que usted sería mi abogado. Merece mi respeto, lealtad, admiración y confianza.

Saludos cordiales,

Manel Atserias Luque

Presidente delInstituto de Salud Mental de la Abogacía – Instituto de Salud Mental de Profesiones Jurídicas (ISMA-MHILP)